El análisis Foliar o de Tejidos Vegetales de Plantas, designado a veces como análisis de las hojas, es la determinación del contenido elemental de minerales en alguna parte
determinada de la planta. El análisis de la planta como técnica de diagnóstico, tiene

una historia considerable de aplicación.

fertilizacion
Recientemente, se ha utilizado para determinar el estado nutritivo del suelo y las plantas, como base para determinar las necesidades de nutrientes, encalados, enmiendas, etc. El objetivo más frecuente es la verificación de síntomas de deficiencias o estado nutricional.
Posiblemente el más importantemente, es que los resultados del análisis de la planta
se utilizan para determinar si el nivel de fertilidad del suelo y los fertilizantes aplicados
son suficientes para suplir los requisitos de la cosecha. Un análisis Foliar o de planta se realiza mediante un riguroso protocolo; Primero se realiza el muestreo, luego sigue la preparación de la muestra; posteriormente se realiza el análisis y finalmente viene la interpretación del laboratorio. Cada paso es igualmente importante para el éxito de la técnica. Desde la especie de la planta, la edad, la parte de la planta, la época de muestreo, los fertilizantes aplicados, etc. son todas variables que afectan la interpretación del resultado del laboratorio.
 agua
Un muestreo cuidadoso es importante.
Metodología del Análisis Foliar.
La muestra se descontamina para quitar sustancias ajenas al tejido. El secado en horno en 80° C y la reducción de tamaño de muestra (la molienda) preparan la muestra para el análisis del laboratorio. A continuación la materia orgánica de la muestra así preparada se suele destruir por digestión u oxidación ácida por vía húmeda o por incineración seca a alta temperatura para poner los elementos en una forma conveniente para el análisis.
Un diverso número de procedimientos analíticos
se requieren para el análisis de todos los elementos esenciales del Nitrógeno Total (N);
Azufre (S); Boro (B); Fósforo (P); Molibdeno (Mo); Potasio (K); Sodio (Na); Hierro (Fe); Manganeso (Mn); Cobre (Cu); Cinc (Zn); Cloruros (Cl); Nitratos.
(N-NO3).
Usos:
• Biorremediación.
• Complementa el Análisis del Suelo.
• Estudios de Contaminación Ambiental.
• Estudios de Geobotánica.
• Toxicología Ambiental.
• Permite Conocer el Estado Nutricional de las
Plantas.
El hecho de que un cultivo tenga un buen crecimiento, calidad y rendimiento esta
directamente relacionado con una fertilización adecuada, tanto edáfica como foliar, un cultivo no solo se alimenta de Nitrógeno, Fósforo y Potasio, sino que también de Calcio, Magnesio, Azufre, y microelementos como Cinc, Manganeso, Cobre, Hierro, Boro, Molibdeno, Silicio. Con estos nutrientes más el uso de la energía solar, CO 2 y agua, las plantas producenazúcares, proteínas y lípidos. Los contenidos de los nutrientes en las hojas están en una correlación positiva con el rendimiento.
El rendimiento de un cultivo es comparable con el contenido de un barril (Ley del mínimo). Cada tabla que forma el barril corresponde a los factores individuales de crecimiento, así la tabla más corta limita el contenido del barril, de la
misma manera que el factor de crecimiento más escaso influye determinando el rendimiento.
Una baja biodisponibilidad de microelementos limita el rendimiento de la misma manera que una deficiencia de macronutrientes.